Avances del mundo

El hombre del presente. The Zero Theorem (2013).

La historia será lo que quede después de que las mentiras del día a día se destilen con el tiempo.

* * *

La frase será cada vez más corta.

* * *

El espacio viene de Dios, el tiempo del diablo. Todos los males tienen sus raíces en el tiempo.

* * *

La noche más larga es solo un suspiro.

* * *

Vi a un asesino en serie pasar (al menos por su apariencia). Me dio un ataque de risa.

* * *

La película que mejor describe el mundo del futuro o el mundo que vivimos hoy es The Zero Theorem (2013). Es, por supuesto, una película horrible.

* * *

El viejo, dando vueltas al parque en la bicicleta como un niño.

* * *

La puerta del búho se abrió. Otro pájaro.

* * *

Avances en transportación: no tenemos carros voladores, pero al menos las patinetas eléctricas se hicieron populares.

* * *

¿Puede la belleza extinguirse ante la sensación de lo efímero? Todo dura cada vez menos.

* * *

Únicamente lo que pasa en primera persona es real.

* * *

Nadie sabe de la voluntad que un cadáver necesita para seguir andando.

* * *

Algunas frases se perderán para siempre en la ficción.

* * *

Cuando cierras los ojos al final del día y al volverlos a abrir todo está oscuro y azul, eso es lo mejor.

* * *

Un número infinito de universos y posibilidades resta de todo significado a la vida que vivimos hoy. Solo el pensamiento de que está es la única vida, por la eternidad, consigue saciar al tiempo el espíritu y la carne.

* * *

El único libro de un escritor que vale la pena es siempre el primero de ellos. Es donde se muestra más desnudo.

* * *

Renunciar a la traducción es renunciar a la traición. El idioma es como la madre.

* * *

Ella, amarilla o azul, dependiendo de la luz. A veces incluso roja, como una seta.

* * *

Los árboles, esos gigantes que no dejan de temblar. Se abrazan con sus formas los hermanos que han crecido juntos.

* * *

Era difícil vivir para ser feliz, dijo la chica de ojos verdes.

* * *

Música: Código emotivo usado por los humanos y algunas otras especies.

* * *

Quien no se repite por temor a la repetición misma, está condenado.

* * *

El amante rechazado anhela la muerte porque sabe en el fondo que solo así se reencontrará con la amada, en la misma vida, en el mismo instante.

* * *

El avance de la ciencia y de la humanidad es justo reflejo del avance de la estupidez. Ante este progreso, solo cabe dar la espalda, o disfrutar de su espectáculo circense en silencio.

La inteligencia artificial y la segunda muerte del arte

¿El artista del futuro?
Floating Sexy Robot, escultura de Hajime Sorayama, diseñador de uno de los primeros robot con inteligencia artificial, el AIBO.

El arte está muerto; pero está cerca de volver a morir. La segunda muerte, la definitiva, pues si en la primera, con el arribo de la tecnología fotográfica, perdió su alma, su origen, en esta nueva muerte, desde ya anunciada por el perfeccionamiento de métodos digitales de generación de imágenes (lo que se llama Ai art), perderá su cuerpo, es decir su conexión directa con la humanidad. Será pura idea. Pues lo que ha aparecido, representa mucho más de lo que pudieron ser Photoshop y otros programas que facilitaron la creación de contenido, cambiando los pinceles por el mouse o un lápiz digital: con una nueva generación de Ai, ahora basta apenas con un corto texto descriptivo (conocido como prompt) para generar en cuestión de segundos una imagen aproximada de lo que se quiere; una creación instantánea e indolora, en la que ya no hay mayor esfuerzo.

Es la materialización repentina de todas aquellas Ai fantásticas que se han visto recientemente en películas como Blade Runner 2049, o en Westworld, en las que el usuario de un computador solo tiene que expresar una idea para que esta se haga realidad, en la pantalla o en un espacio virtual, y que siempre parecieron imposibles. Quien diga que esto equivale a crear una pintura o una ilustración desde cero, solo con un papel o una pantalla en blanco, no puede engañarse más a sí mismo. Pero si el artista con talentos y habilidades, que quizás ha tardado una vida entera en dominar, está condenado a la extinción en esta ecuación, o a convertirse en una mera curiosidad, reemplazado por un programador de textos con cierta pericia para apreciar los resultados del generador desde un punto de vista estético, no ya un artista en el sentido clásico, sino un usuario, los gráficos creados todavía pueden ser considerados arte, en un sentido amplio, ya sea este bueno, regular o malo. Pues en ciertos resultados se hace imposible determinar sin saberlo previamente, si el creador es humano, Ai, o una mezcla de ambos; con lo que la pregunta filosófica sobre si existe alguna diferencia fundamental entre el arte generado por computador y el arte humano parece pronta a resolverse.

Lanzada al público a fines de agosto de 2022, Stable Diffusion, una Ai basada en un algoritmo de código abierto, accesible a través de aplicaciones web, y que también se puede instalar localmente en un computador medianamente actualizado, es, como su nombre lo indica, un sistema de creación de imágenes a través de textos con resultados ya lo suficientemente estables para reemplazar a un ilustrador humano. El algoritmo todavía lucha para dar forma a manos y extremidades, como un pintor novicio que no domina el oficio del todo (las manos siempre han sido lo más difícil, lo que a través de la historia ha apartado a los aficionados de los talentosos, no en vano se dice que vienen de Dios, son divinas, y separan al hombre de los animales), pero con las adecuadas modificaciones y presets sus resultados alcanzan cotas impresionantes, ya sea en estilos digitales y contemporáneos de ilustración, u otros más clásicos. El algoritmo puede crear como lo hubiera hecho casi cualquier artista conocido, o combinar el estilo de varios para generar una imagen, o incluso recrear trends modernos tales como steampunk, manga, o video juegos de fantasía. Las posibilidades son infinitas y con un solo prompt o texto, se pueden crear una cantidad inabarcable de imágenes, limitadas solo por el tiempo de procesamiento, que depende del servicio o equipo usado. Para conseguir todo esto el programa ha sido entrenado con cientos de miles de imágenes, y sus descripciones, incluyendo también obras de artistas modernos, surgiendo incluso presets (textos predeterminados que modifican la imagen) que copian su estilo, y que se han hecho extremadamente populares, dada la facilidad con la que la Ai parece entender el arte digital. Y han aparecido casos como el de Greg Rutkowski (al parecer autor de ilustraciones para grandes franquicias de juegos de video), en los que la obra del artista original está desapareciendo entre cientos de miles de imitaciones:

—Me preocupa bastante —dice Rutkowski—. Como un artista digital, o cualquier artista, en esta era, uno está enfocado en ser reconocido en Internet. Pero ahora, si se busca mi nombre, cualquiera encontrará más obras de la Ai, que obras que yo mismo he hecho, lo cual es aterrador. ¿Cuánto tiempo hasta que los resultados de la AI sean indistinguibles de mis propias obras?

Más allá de que este artista afirme sin desparpajo que el principal objetivo de su arte es ser reconocido en Internet (un objetivo ya bastante alejado de la intención original del arte), el temor de los artistas comerciales a ser desplazados es real. Pero también se podría hacer uno la pregunta de si el mismo arte digital, nacido sin alma, no ha sido solo posible gracias a los algoritmos pictóricos creados por gigantes corporativos, para no mencionar, de otra parte, escenas de películas de Hollywood y video juegos… ¿Y no es lícito pensar que ellos, los artistas digitales, fueron los que primero pactaron con el diablo? Parece incluso justo, que su arte desarrollado para complacer a las masas vaya ahora a ser generado directamente por las mismas masas.

No obstante los avances, otras voces dicen no encontrar ninguna amenaza en el desarrollo de la inteligencia artificial para el arte, ni para los artistas humanos, desdeñando sus creaciones, y afirmando desde un punto de vista filosófico que la experiencia y sensibilidad humanas son inseparables del arte. En conversación con este blog, el tradicionalista Brendan Heard, autor de The Decline & Fall of Western Art, opina:

—Si la AI alcanza realmente un estado de sensibilidad humana, entonces quizás pueda hacer arte. Hay una inherente «falta de vida» en todo el arte generado por computador, incluso cuando es guiado por manos humanas, comparado con el arte tradicional, aunque en mi experiencia, esto solo suele ser notado propiamente por los mismos artistas visuales. Pero poner a una Ai a hacer arte en vez de solucionar matemáticamente los misterios del universo es engañoso y un desperdicio de tiempo, solamente los humanos (hasta ahora) pueden comunicarse el uno al otro emocionalmente a través del arte, y esto es todo para lo que es. Ahora, si es posible que un día ellos inventen una Ai «verdaderamente viviente» que pueda sentir, y preocuparse acerca de su propia mortalidad, etcétera, entonces quizás esta inteligencia pueda ser un artista.

Todo nuevo avance tecnológico encuentra resistencia entre aquellos que se ven directamente involucrados. Incluso Getty Images, la mayor distribuidora de contenido artístico comercial, en un movimiento con el que busca preservar su modelo de negocio, en peligro por la explosión de obras generadas por la nueva Ai, ha enviado un abrupto correo electrónico a sus millones de colaboradores alrededor del mundo, en el que ha prohibido la distribución y venta de este tipo de contenido en su sitio, de forma inmediata y retroactiva, dada la falta de claridad acerca de su copyright (cuando lo que habría que poner en duda es todo el modelo actual de derechos de autor). En cuanto a las aplicaciones web de generación de imágenes que usan la Ai, como Dall-E, estas parecen moverse hacia un modelo de pago, tentando a sus usuarios con la propiedad intelectual de las imágenes generadas; mientras que otras optan alternativamente en ofrecer el código de forma abierta y accesible, para todos aquellos que no cuentan con el equipo de cómputo o la pericia para instalar el complejo programa.

De entre todos las posibilidades, el surgimiento de nuevas leyes de propiedad intelectual que penen lo que hasta ahora ha sido siempre considerado uso justo, parece el peor de los escenarios posibles, mientras que una empresa que monopolice la creación de imágenes (generando por ejemplo millones por segundo, y patentando estas creaciones como propias para su venta y distribución) no parece mucho mejor en el otro extremo de este espectro de cambios irreversibles. Por ahora ilustradores humanos y entrenadores de algoritmos pueden convivir, pero con la velocidad con que estos nuevos desarrollos se están dando, sin terminar todavía de asimilarse, ¿por cuánto tiempo será así? ¿Un mes, un año, quizás dos, antes del surgimiento de un nuevo algoritmo más depurado con el que ya ni el más avezado artista pueda competir? He aquí la incertidumbre; pues si bien estos algoritmos y desarrollos progresan rápidamente en un principio, siempre se alcanza una meseta en la que el poder de cómputo alcanza su límite natural, más allá del cual pequeños avances empiezan a escalar geométricamente la complejidad de los algoritmos necesarios, haciéndolos inviables. Y hay que admitir que el Ai art actual es generalmente deforme, con errores grotescos, extraño, demasiado azaroso, y que sin estas optimizaciones, no alcanzará el punto en el que los más exigentes apreciadores del arte se vean también impresionados.

Pero si esta evolución se da, la pregunta es, ¿seguirán estos generadores siendo abiertos y libres, o lo abundante y barato se hará artificialmente escaso y costoso, para complacer conglomerados económicos, gobiernos y sindicatos? Pues es claro que estos generadores ya están siendo manipulados desde su nacimiento para no crear lo que el sistema tiene miedo de que caiga en manos de las masas, en el caso de Stable Diffusion, prohibiendo explícitamente en su contrato a los generadores y usuarios crear imágenes «peligrosas» o «ilegales», con contenidos de odio, violencia, o pornografía (y probablemente otros no declarados), incluso exigiendo un uso responsable al futuro artista de la inteligencia artificial. Y en esta paradoja de la democratización del arte (lo cual es un concepto ciertamente absurdo, ya que siempre habrá gente creativa y gente que no), todo se basa en el número, y la cantidad.

Quizás un día los humanos pierdan del todo la capacidad de dibujar con sus propias manos, por falta de entrenamiento y motivación, y entonces los miembros de la colmena global se hallen presos de sistemas de generación de contenido propietarios, si ciertas leyes consiguen limitar estos sistemas mediante vigilancia remota, siendo incapaces de generar estas imágenes prohibidas fuera del sistema o para ellos mismos. Incluso se puede imaginar un futuro no muy lejano en el cual los lápices y otros artefactos se hagan tan costosos y escasos que para las masas la única forma de acceder a la experiencia artística se dé dentro de estas aplicaciones, que entregarán de una vez obras terminadas y hermosas.

Es de creer, no obstante, que los Estados no consigan nunca controlar algo que se está diseminando a tal velocidad, aunque ciertamente conglomerados que basan su riqueza en las leyes de derechos de autor van a intentar limitar su uso lo más posible. Pero prohibir es inútil, destruir, apenas una utopía, cuando la caja de Pandora ya está abierta y la inteligencia artificial esta siendo instalada en miles de computadores del mundo en este mismo instante; pero solo por aquellos humanos con cierto interés en el tema (diseñadores, artistas, ingenieros, entusiastas del arte). Lo que hace pensar que a pesar de los temores, desde un punto de vista práctico, lo más probable es que la Ai no genere tampoco ninguna hecatombe, y que se convierta solo en una nueva herramienta más usada por los artistas humanos, que habrán de evolucionar.

En la experiencia artística clásica, algo incluso místico hasta en sus formas más humildes, el camino tenía un valor también, más allá del resultado final, si no era este camino lo más importante. Que esto se pierda, se haga cada vez más escaso, no es de extrañar, pues esta experiencia ya no tiene nada que ver con la vida del ser humano actual absorbido en un mundo de sensaciones veloces y efímeras. Y en realidad no es algo que desaparezca de golpe, cuando los mismos que se llaman a sí mismos artistas, no han hecho sino comercializar cualquier cosa que han creado con sus manos la última centuria, incluso latas llenas de excremento o cuadros pintados con un color plano. Si el arte comercial creado por humanos desaparece; ¿cuál sería la diferencia? Igual todo arte genuino murió mucho antes, y probablemente las palabras arte y artista sigan siendo válidas para describir a las futuras obras y usuarios de la inteligencia artificial; y quizás los descendientes de la humanidad incluso recuerden con desprecio esa efímera época, donde cualquier cosa creada por una clase de artistas era ovacionada y adorada sin mayor criterio, solo por su novedad. Si este artista desaparece, nadie lo va a extrañar. Y puede ser que una ilusión de creación sea todo lo que se necesita. El arte está muerto y esto lo apartará del hombre para siempre, la segunda muerte en sentido cristiano. O quizás, no tanto el «arte», sino los artistas han muerto, y el arte es ahora libre, al fin.

Solo queda esperar que aunque todo cambie y evolucione, la sensibilidad estética, dentro de aquellos que todavía la posean, encuentre nuevas maneras de manifestarse dentro y fuera de lo digital.

Fragmentos del futuro

Crimes of the Future
Crimes of the Future (2022).

En el futuro los humanos han vencido el dolor, pero sin dolor, también el placer ha desaparecido del mundo. La cirugía se ha convertido en el nuevo sexo. Nuevos órganos nacen en los cuerpos, en medio de una evolución que se ha acelerado, para permitirle a los seres humanos el sobrevivir en el entorno artificial que han creado. La digestión de plástico es el futuro. Artistas del performance extraen estos órganos prohibidos como en una obra de arte. El espectáculo que ha vuelto a su origen sanguinolento. La búsqueda de nuevas emociones en un planeta estéril, sin nada ya que exprimir de su tierra. Posthumanismo que se presenta en la ficción como algo perseguido, oscuro y decadente, cuando en la realidad es publicitado como algo luminoso. El sueño de actuales filántropos, la creación de seres capaces de digerir el plástico y así sobrevivir a la extinción directo a la pantalla, en el futuro, una realidad. ¿Abominaciones o el resultado lógico de la evolución, acelerada por mutaciones, radiación y tóxicos industriales vertidos al flujo sanguíneo del animal humano, no por suerte?

En esta ocasión, contrario a The Fly (1986) o ExistenZ (1999), la tecnología ha conseguido finalmente fundirse en el cuerpo de forma victoriosa, pero el dolor ha tenido que irse, las sensaciones, en sentido amplio. La humanidad así despojada del dolor ha encontrado en la búsqueda del mal perdido su único decadente sentido. Una paleta de rojos y grises, algunos tintes de esquizofrenia típicos de los 2020. El Hombre ha vencido: muerte al hombre. Es en la ficción donde todo está permitido. Hombres que vuelven a un estado en el cual sueño y existencia se funden, apoyados por máquinas de las que ya no pueden prescindir, se diría que en un lugar hostil a la vida. Amor que ha sido también superado, reemplazado por otra cosa. Todo luce malsano, como visto a través de vidrios empañados. Sucesión de imágenes de pesadilla, aterradoras no por su extrañeza, sino por sus similaridades con el Zeitgeist. Si todo fuera así de bello y equilibrado; pero no, la conjunción de las mentes, el resultado de su laborioso trabajo de hormigas vibrando bajo la misma frecuencia, en el caso humano, una vez más algo todavía más inesperado, incluso vil. Casi deseando que algún día se alcance eso. Lo muestran descarnado para que no puedan verlo. Los crímenes del hoy en su versión de pesadilla. El hombre se ha hecho una estrella pop cuando extrae sus órganos, que ya no le sirven, no necesita, las drogas y las máquinas de la industria de la carne lo sostienen con sus terapias genéticas avanzadas, que nunca lo curan, sino solo extienden su servidumbre. Paradójico rechazo de la carne que solo se entretiene con la carne. El humano del futuro, subproducto del Anticristo.

Un mundo sin moral perteneció siempre al terreno de lo satírico; que ahora sea presentado como algo deseable, casi la única posibilidad de evolución, que se estilice de realismo, es un nuevo signo. Pues el entretenimiento ya no puede ser gratuito, ya no en un mundo cuya eficiencia debe ser absoluta, donde todo es contado y archivado, el entretenimiento alcanza su siguiente fase. Ya no hay pan ni circo, eso hace parte del pasado, de tiranías primitivas que solo buscaban aplacar a sus esclavos, sino comida plástica y tóxica, y adoctrinamiento obligatorio, bajo un control total, por supuesto. Los sueños e ideas deben grabarse bajo la piel, y como en la obra del artista de la cirugía de tumores, así las imágenes que nos son entregadas deben florecer en el cerebro. Literalmente marcados bajo la piel. No hay escape a este Nuevo Mundo, cuando incluso plaga la fantasía y los sueños, extiende allí sus tentáculos con nombres. No hay a dónde huir, es lo que quieren. No habría así, final que traiga la salvación.

Pero entre ellos más sueñan con el control total, de los cuerpos y las mentes, se hace más claro que su sueño está destinado al fracaso. Que no es posible domar el propio flujo incontrolable.

La carne noble

Монахиня (Monja), 1887. Obra de Ilya Repin.

El pasado siempre se verá mejor en el futuro porque era más natural.

* * *

Si la dirección actual de evolución tecnológica sigue, solo cabe imaginar el horror de los herederos de la humanidad ante su presente, cuando lo comparen a lo perdido.

* * *

Si Rusia es la madre, el Estado es el padre.

* * *

La estupidez puede ser tolerada, pero solo hasta cierto punto.

* * *

Hasta que al final, yo fui el único que veía.

* * *

Los perros no cuidan de la raza. ¿Y los lobos?

* * *

La era del Gris comenzó.

* * *

Solo tienes que cortarte los brazos para que ese vestido se te vea mucho mejor, dijo el modisto. Y procedió a usar la sierra.

* * *

Hoy el hombre pensante, ya no tiene que enfrentarse con sus iguales sino con las hordas del Progreso.

* * *

La literatura es reducción. El mundo solo se puede abstraer en los detalles, o en su absoluta y abismal abundancia.

* * *

La pintura murió cuando al primer artista se le ocurrió que sus pinceladas eran más hermosas que la obra terminada.

¿O no fue cuando se tomó la primera fotografía, y ya nada pudo imaginarse nunca más?

* * *

No se puede enseñar a las ovejas a pensar como lobos.

* * *

Ellos quieren hacernos comer insectos para convertirnos también en insectos. Por eso la carne del animal más noble, del toro, quiere ser negada.

* * *

Las letras colgaban de los árboles, en forma de ramas secas.

* * *

Siempre se resigna al error.

* * *

Cuando el búho abre sus alas, los ratones conocen su destino.

Observaciones generales sobre la guerra

Potuanerne undres ved at se Niels Klims knæfald for den vise fyrste. Obra de Nicolai Abildgaard (1743-1809).

La guerra siempre hace del mundo un lugar mejor.

* * *

Ignorar el pillaje es ignorar uno de los principales sentidos de la guerra.

* * *

La guerra siempre es heroica.

* * *

Con demasiada frecuencia las grandes calamidades o alegrías de una vida se deben al hecho de haber estado en el lugar y el momento correctos o incorrectos.

* * *

Valorar el heroísmo de otros no resta de la propia cobardía.

* * *

Algunas cosas importan, pero los juguetes de la tecnología no son definitivamente una de ellas.

* * *

La síntesis más clara de la existencia está en el mito de Sísifo. Siempre se debe subir, pero una vez arriba, lo más sensato es volver a bajar.

* * *

Si a la gente le gusta matarse entre sí, ¿quién es alguien para fingir que le importa?

* * *

Las imágenes de la guerra crean nuevas guerras en el futuro. Los espejos multiplican.

* * *

La paz es deseable, si se quiere ver al mundo languidecer.

* * *

El precio de la libertad es el precio de una vida normal.

* * *

La historia es inevitable.

* * *

Vivir en la ciudad es como vivir en el infierno.

* * *

Si los humanos son de carne es por una razón. Es porque no se pueden construir de otra manera.

* * *

La diferencia entre la democracia y el populismo es que en el populismo los gobernantes hacen lo que el pueblo realmente quiere.

* * *

Las palabras ya no son útiles para describir el estado de la estupidez colectiva. La ilusión y el miedo solo entienden de palabras previamente aprobadas.

* * *

La música es el código de las emociones.

Mundo payaso

Clown world.

Nada de esto hubiera pasado en la sociedad comunista del futuro, dijo el filósofo socialista del siglo XIX.

* * *

El rebaño recibe las noticias de las plagas con el sometimiento necesario.

* * *

Eran como náufragos a punto de desaparecer en el mar los que ondeaban esos carteles desde sus cubículos de venta.

* * *

El sistema basado en el dinero se fundamenta en una fantasía.

* * *

Debió ser poco después de 2009 que los accionistas se dieron cuenta de que podían controlar el mundo moviendo unos cuantos parámetros en las interfaces de control de las redes sociales.

* * *

La teoría de que los virus causan las enfermedades es prueba de que la gente es idiota.

* * *

Salir con una máscara de papel para no enfermar es comparable a hacerlo con una armadura con colchones de aire para evitar una muerte accidental cruzando la calle.

* * *

El progresismo le enseña a una raza a amar a todas las demás razas, mientras a las demás las adoctrina en lo contrario (el odio a la minoría).

* * *

Solo existen dos mood (meme): Black metal mood y death metal mood.

* * *

A veces se olvida que no se trata de la perfección, sino de dejar una huella verdadera de lo que se fue.

* * *

Que los días volvieran a ser más largos, y que el sol no fuera a disminuir día a día, hasta que no volviera a salir por el horizonte nunca más, era por supuesto un motivo de felicidad, y celebración. Nunca se sabía, ¿cómo estar seguros del todo, de que el tiempo no iba a detenerse por siempre?

* * *

Llevaba tanto tiempo escuchando heavy metal que a veces creía que el ruido era música. Síntoma.

* * *

Las cosas no son como las vemos. Es el cerebro haciéndolas ver bien para que no captemos de primera mirada el horror.

* * *

Si ver a quinceañeros cantando las mismas canciones punk de rebeldía de sus abuelos no es estancamiento, entonces qué lo es.

* * *

La sensación atenazante de que todo aquello medianamente significativo está siendo continuamente medido, conservado, testeado, sopesado, es inevitable consecuencia de la modernidad.

* * *

El avance de la ciencia puede ser medido en como nuevos traumas van apareciendo en la población en general.

Nuevas percepciones, antes desconocidas, forzadas sobre el delicado tejido natural.

* * *

La completa libertad solo se puede alcanzar en el absoluto aislamiento de los otros. Por eso Cristo tuvo que vagar por el desierto.

* * *

Siempre ha habido cosas que no se puede, o es mejor no decir, pero en el mundo moderno empiezan a ser más de las que es permitido comunicar.

* * *

Fronteras y límites son naturales a todas las especies. Las barreras geográficas son las principales causantes de la biodiversidad.

* * *

La fusión de las razas humanas solo se puede alcanzar nivelando a estas por lo bajo. Lo excelente se va a perder en favor de la igualdad. Pero es posible que la movilidad social no lo permita, o que se generen nuevas poblaciones flotantes hiperdesarrolladas de ciudadanos del mundo, contrapuestas a concentraciones urbanas étnicamente atrasadas, y nativos en los campos despoblados.

* * *

Lo primero que hay que rechazar es el lenguaje del enemigo. Ya no para vencer, sino para evitar caer en la uniformidad estéril.

* * *

Aquel que se pone una etiqueta a sí mismo ya ha empezado a dejarse regir por la manada.

* * *

No hay pasión más firme que la que el hombre siente por cosas que solo a él incumben, y que sabe que nunca nadie más compartirá, destinadas como están a desaparecer con él.

* * *

A veces dar un paso atrás, es mejor que caer en el abismo.

* * *

Desconfiar de la gente que usa máscaras es un sentimiento natural.

* * *

Casi siempre los prejuicios están fundados, pero siempre hay un muy pequeño porcentaje en que fallan.

* * *

Observaciones del mundo: La chica de cabello azul le contestó a la anciana que preguntaba por los pañales, si eran pañales para adulto. La anciana abrió los ojos todo lo que pudo. Extrañamente eran para bebé.

* * *

Hecho. Cada siete años un humano es un año de perro más viejo.

* * *

Las encuestas no están ahí ya más para medir la opinión pública, sino la eficiencia de la propaganda.

* * *

La tiranía y la estupidez son grandes amigas.

* * *

Es curioso como el mundo multicultural ha creado un mundo donde solo existe una cultura.

* * *

Las ideas son virus hacia los cuales la mayoría no ha desarrollado sistema inmune.

* * *

Meme: El gato virgen de Schrödinger contra el gato esquizofrénico multidimensional (Chad).

* * *

Meme: Educar a tus hijos como miembros productivos de la sociedad, lame. Educar a tus hijos como criminales, based.

* * *

Después de mucho luchar con el tiempo se termina luchando con el espacio.

* * *

Los colores suelen desaparecer en la unidad.

* * *

La indecisión de los líderes es buena medida de la decadencia general.

* * *

Todo documento audiovisual auténtico del pasado muestra que la vida era mucho mejor antes.

El odio a lo normal

Group X, No. 2, Altarpiece, 1915. Obra de Hilma af Klint.

H. G. Wells, predijo hace ya cien años que la división entre las clases sociales generaría con el tiempo dos especies completamente diferentes. En su libro La máquina del tiempo, la síntesis de la lucha entre el capitalismo y el comunismo se resolvería en la forma de los Morlock y los Eloi, alrededor del año ochocientos mil. Esta línea de tiempo sigue abierta, pero puede que se desarrolle de forma por completo diferente y mucho más rápido, debido a la ingeniería genética y otros avances desconocidos por el autor en su época.

Más allá, las observaciones sugieren que en efecto ya existen dos vertientes humanas plenamente diferenciadas: los despiertos y los normales. Pero a diferencia de la ficción de los Morlock y los Eloi, su asimetría numérica puede llevar a que una de estas ramas sea rápidamente destruida por la otra, antes de que desarrolle todo su potencial.

Aunque «despiertos» y «normales» ya habían sido detectados con anterioridad, solo recientemente han alcanzado un estado lo suficientemente puro, para ser distinguidos unos de otros con facilidad. Es decir, antes sus características se presentaban mezcladas en los individuos, pero ahora se han manifestado por completo. Algunos de ellos se han convertido definitivamente en normales puros y otros en despiertos puros. Y la distancia entre aquellos llamados despiertos y los normales no ha hecho sino aumentar exponencialmente desde 2020; a tal punto que muchos de los despiertos ya no consideran a los normales seres humanos, y se puede decir también lo contrario, aunque, de un modo completamente diferente.

Como su nombre lo indica, la mayor parte de los humanos son normales ahora. Esto, dependiendo de la región del globo. En algunos lugares totalizan el 99%, en otros el 90%. Se puede decir que por defecto los humanos nacen normales, pero aunque evidentemente ser normal se relaciona directamente con el ADN, en una misma familia se pueden encontrar humanos normales y despiertos. Seguramente hay una explicación para esto, pero en mis observaciones, no he podido encontrar un factor decisivo al respecto.

Los normales suelen ser máquinas biológicas perfectamente adaptadas. Ellos funcionan de forma satisfactoria, y pueden ser programados con facilidad para realizar las más variadas tareas. Exteriormente, no parecen disponer de libre albedrío, o ser muy limitado. La Luz es casi imperceptible en ellos, no siendo raro que no despidan ninguna emanación espiritual en absoluto. Son adaptables y pueden encontrar su razón de ser en las actividades más anodinas. Raramente miran a los ojos de otros, pero cuando los hacen su mirada es neutra y sin vida, comparada con aquella de los despiertos. Son especialmente cuidadosos de seguir todas las doctrinas y políticas que sus diferentes líderes programan en ellos, y que se hayan vigentes en sus lugares de origen.

Los despiertos son como el perfecto contrario de estos humanos normales. Su potencial de adaptación parece tener un límite natural, con lo que es difícil obligarlos a realizar tareas que no desean o encuentran sin sentido, y su programación solo puede avanzar hasta niveles muy básicos, con métodos convencionales. Con frecuencia su libre albedrío consigue ser lo suficientemente desarrollado para poder manifestarse en el mundo material, o mundo 3-D. Su Luz es tan brillante que en ocasiones puede ser percibida por otros seres humanos (de forma consciente por otros despiertos y como una molestia que no pueden definir, por los normales). Su mirada siempre busca los ojos de los otros. Pero su característica principal actual es su encarnizada resistencia. De algún modo instintivo saben que su sumisión física solo representaría la pérdida de su Luz e independencia (en algunos mental, en otros física), y fundirse en la mente colmena en la que viven los normales.

Este fenómeno de los despiertos seguramente fue previsto por Ellos. Es posible que sus intentos de manipulación (cuyos desarrollos recientes y mecánica no pienso repetir en este informe), hayan tenido solo este objetivo, depurar las dos ramas humanas. Posiblemente se ha permitido a los despiertos hacerse más visibles, con el solo objeto de usarlos como chivo expiatorio de las próximas calamidades. Al respecto es posible que a los normales se les programe un odio y repulsión todavía más acentuado por los despiertos, y que estos terminen siendo erradicados en una forma suavizada de genocidio.

Diferentes métodos están siendo utilizados actualmente para disminuir la Luz en los despiertos y convertirlos en normales. Muchos de ellos envuelven nuevas tecnologías médicas, agrícolas y de procesamiento de alimentos, «purificación» del agua, y la dispersión de ondas electromagnéticas por la atmósfera. Pero es claro que aquellos con Luz más pura resisten incluso estos métodos, y la mayoría de ellos preferiría la muerte a ser «normal». No descarto que a algunos, un porcentaje mínimo, se les permita vivir para ser usados con fines recónditos, quizás para emplear su descendencia dentro de máquinas híbridas que le permitan a la humanidad unida del futuro avanzar hacia otras estrellas.

El futuro de esta especie es, como ya he dicho antes, poco esperanzador. Los normales, dominados por la mente colmena, forman un cuerpo biológico maquinal, que poco a poco perderá más de las características humanas que se puso en ellos, terminando como menos que animales, sujetos a nuevas tecnologías de control que ya están en desarrollo. Se sabe que es un paso necesario en la conquista del espacio. Ellos están ávidos de usar a los humanos como ejército de avanzada con el cual colonizar otras regiones de este universo, para lo cual esta especie necesita como es claro múltiples transformaciones. Una raza unida más sumisa y fácilmente programable, dispuesta a sacrificar su existencia por ideales a largo plazo y a encontrar satisfacción en el pequeño papel que le sea asignado a cada individuo, es el primer paso. La futura Industria Espacial así lo requiere, como se ha observado en otros mundos, donde sus peligros y exigencias han requerido de una disciplina absoluta, y una tiranía férrea. Luego, las adaptaciones desarrolladas por la ciencia genética, y la creación de diversas clases entre esta raza de normales, cada una criada desde el nacimiento para una función en específico, terminarán de hacer posible este viejo sueño implantado en los humanos. Algunas clases parasitarias y en proceso de degeneración serán mantenidas, no obstante, pues así se ha acordado en antiguos documentos.

Como anotación aparte, es claro que los actuales programas espaciales están destinados al fracaso, y son solo un esfuerzo propagandístico, con miras a la verdadera conquista del espacio, que solo se dará cuando la Tierra se haya unificado finalmente, plan en el cual se lleva milenios.

En conclusión, en este amplio panorama, los despiertos son por ahora solo un pequeño obstáculo necesario para darle forma final a la utopía material que se empeñan en crear, aunque es ignoto si, al final, se tiene algún plan reservado para ellos. Como simple observador no se me permite acercarme a los despiertos, pero en mi opinión, con el estímulo necesario, ellos podrían ser el fin de todos estos planes de dominio infinito, y la salvación, no solo de la Tierra, sino de este universo. No obstante, ya que esta línea de tiempo parece condenada, sugiero la investigación de posibilidades alternativas donde esto sea posible.

La brevedad de la apertura de este portal y su costo energético me obliga a ser breve, pero en futuros informes planeo profundizar estos puntos, además de mantener al tanto de la evolución humana a los superiores dimensionales.

El último Neanderthal

Fotografía de una mujer alemana de principios del siglo XX.

Imagina esto como una serie de televisión de los mil novecientos ochenta. Una comedia romántica familiar. El protagonista es un joven pelirrojo, un desadaptado, que no es siquiera aceptado entre los mismos desadaptados, aunque trata de verse como ellos, vistiendo chaquetas de cuero y llevando el pelo largo. Es algo torpe para el habla y sus movimientos son bruscos, y los continuos rechazos que sufre de la sociedad, a todos sus niveles, lo han convertido en un ser huraño y solitario, que escribe diarios en los que plasma sus pensamientos misántropos y los profundos deseos que deposita en la extinción de toda vida humana. Entonces un día llega una nueva chica a la escuela, rubia, extranjera, de profundos ojos azules, y esta chica tampoco viste ni se comporta como sus contemporáneos, sino que anda siempre en trajes largos y con el cabello recogido y no se maquilla; y nunca dice una mala palabra, ni hace un mal gesto. Los chicos y chicas populares la molestan, tratándola de loca, y están convencidos de que pertenece a una comunidad amish. Un día, el joven algo bestial y la chica pasada de moda comparten una clase, y el profesor los obliga a trabajar juntos, ya que nadie más parece quererlos dentro de sus grupos. Es clase de historia natural, y ambos ven dentro de un libro una reproducción de un Neanderthal, en base a los últimos descubrimientos. La chica se burla y le dice que la imagen se parece a él; y a él le es imposible negarlo, pues en realidad parece una fotografía suya. No conversan mucho, pero mientras hacen la tarea, sus cuerpos palpitan al unísono, y a veces se rozan los dedos, cuando se pasan el lápiz.

Esa noche él tiene, no obstante, una súbita iluminación. Leyendo sobre la evolución, de repente comprende los profundos deseos de rechazo que ha sentido siempre por sus «semejantes». Él no es un Homo sapiens, sino un Neanderthal, uno de los últimos especímenes por los que corre algo de su sangre; y por esta razón no debe sentir culpa por odiar a aquellos que en realidad no son como él. Entre tanto, la chica, que vive en el campo, a las afueras de el pueblo, lo invita un día a estudiar a su casa. Pero antes de que el día de la invitación llegue, él hace otro descubrimiento: es adoptado. Unos viejos pobres y con caras de salvajes lo dejaron una mañana a la puerta de su madre. Luego ella conoció a su padre, y ambos juraron mantener el secreto, y criarlo como su propio hijo, a pesar de sus facciones extrañas, cuando se dieron cuenta de que eran estériles. Su madre se lo confiesa luego de que él le muestra impulsivamente la fotografía del libro de texto, y ella se aparta espantada, reconociendo en la imagen el reflejo de sus verdaderos padres, sin conocer su origen. No obstante el joven Neanderthal la perdona y le da un abrazo, antes de salir con los libros bajo su brazo, caminando hacia la casa de su nueva amiga, pues una de sus particularidades es que nunca jamás consiguió aprender a manejar la bicicleta, ni tampoco una moto.

En la casa de la chica, resulta que su padre usa un bigote al estilo de Chaplin, y hay pequeñas banderas nazis al lado de las flores y las porcelanas. Como a todos, al joven Neanderthal le han explicado lo malo que fue Hitler, así que en tanto tiene un momento a solas con la muchacha la confronta; y ella le confiesa con lágrimas en los ojos que son una familia de nazis de Dresden que huyó de Alemania luego de que la guerra se perdió y que su ciudad fuera reducida a cenizas por bombas incendiarias, pero que tuviera piedad y no le fuera a contar nada a nadie, pues a su padre lo buscan en base a falsas acusaciones por crímenes de guerra. Los padres y su hermano, no obstante, no ven con malos ojos al joven y lo aceptan con beneplácito cuando se sienta con ellos a la mesa. Al final de la tarde el joven Neanderthal está convencido de que lo que le ha dicho la muchacha es verdad, y que su padre solo era un contador inocente, y que sus cuadernos no versaban sobre cadáveres ni exterminios, sino sobre inventarios mundanos, que ahora se dedica a las actividades de la granja, y que las pequeñas cámaras de gas de las que se encargaba, eran en realidad usadas para desinfectar la ropa de los prisioneros y no para meter bebés dentro.

Los días pasan y la extraña pareja de desadaptados pasa cada vez más tiempo juntos. Sus notas mejoran, e incluso algunos profesores dejan de verlos con malos ojos. Los extraños pensamientos de la chica, que le han sido inculcados por sus padres, producen situaciones graciosas e incómodas en la escuela, pero nadie toma estos malentendidos con seriedad, o piensan que ella se ha expresado de manera irónica, como cuando lleva un ensayo a la clase de historia sobre la esclavitud, y ella toma el partido de los confederados. Otro día, para la celebración de Halloween, ella decide ir disfrazada de oficial nazi, con un uniforme casi perfecto, mientras que el joven Neanderthal acude como un hombre salvaje, con una piel de zorro al que ha matado él mismo, y que no ha sabido limpiar muy bien. Sus ocurrencias son ignoradas, como asuntos de unos jóvenes raros, y celebrados por algunos otros, en especial una joven negra de abundante cabellera afro, que piensa que lo hacen a modo de protesta contra las políticas fascistas de la escuela. Esta chica negra le lleva incluso una vez un regalo a la joven rubia, llegando de improviso, con lo que la chica nazi debe hacer verdaderos malabares para ocultar de su vista la abundante parafernalia con swásticas y letreros en alemán que hay por todas partes de su casa, y voltear para atrás los retratos de Hitler y Himmler, y otros jerarcas del Tercer Reich, afirmando que son de sus abuelos, que quedaron deformados en un accidente de tren, y que es mejor que no los vea.

En el último episodio de la temporada, de este show que sería cancelado abruptamente luego, hay un episodio de Navidad, en el que los padres adoptivos del joven Neanderthal y los antiguos oficiales nazis se encuentran. El padre de la chica les muestra con orgullo a sus visitantes algunas instantáneas de cuando cuidaba a los prisioneros en el campo de concentración, en compañía de su esposa, pues allí se conocieron, e incluso, les cuenta que contrajeron nupcias en el mismo campo, con lo que esa época fue también la más romántica de sus vidas. Entonces los padres adoptivos del último Neanderthal intercambian miradas y les dicen que ellos, aunque no son practicantes, provienen de familias judías, cosa que hasta ahora habían decidido mantener también en secreto, pues aquel era un pueblo demasiado tradicional e intolerante, e incluso aquella chica negra tenía prejuicios contra ellos. Los padres de la rubia les preguntan entonces con genuino interés si comen niños, o si realizan sacrificios de sangre los Sabbath, ante la mirada desorbitada de su hija que los golpea en la cabeza con un bastón blanco y rojo de decoración. Luego hay un corte, quizás demasiado abrupto, y mientras pasan los créditos, ambas familias están reunidas junto al árbol de Navidad, cantando un villancico, mientras aparece el rótulo de To be continued, y la cámara sigue cada uno de los rostros. El del joven Neanderthal, en especial, es beatífico, torvo pero embelesado, mientras dirige la mirada hacia su amiga y ella entona la canción con notas altas, su mirada azul profundamente dirigida a las alturas, su frente despejada y su boca en una vocal perfecta, por primera vez se la ve con el cabello suelto. El hermano, gordo y escéptico, los observa con las cejas torcidas devorando una caja de galletas de chocolate suizo, mientras los cuatro padres sonríen como si no les cupiera dentro más alegría, aunque con algo de desconfianza que les es imposible disimular.

Fragmento tomado de Formaciones nubosas de otros planetas (2020).

El mundo después del mundo real II

La mejor Korea.
Laibach MMXVIII.

No te hace bien adorar a otros dioses diferentes a ti mismo, dijo el ego.

* * *

El sistema quiere que la humanidad se extinga para reemplazarlos con robots. Pero las criaturas biológicas serán siempre más fáciles de producir y mantener.

* * *

Solo los inocentes pueden invocar al mal. Pues solo se puede invocar a los demonios siendo inocente de lo que se hace.

* * *

De no ser por la muerte, el mundo se llenaría de viejos. ¿Y qué llegaría a ser de los jóvenes, en un mundo así?

* * *

Nada más desagradable que tropezar con la barriga de un gordo.

* * *

Todo en este universo tiene consciencia.

Incluso esa máquina que no había sido equipada todavía con cámaras.

* * *

En el futuro las protestas van a ser consideradas una forma de arte.

* * *

Los humanos no son el único animal que mata sin sentido. Siempre hay alguna razón, aunque esta no parezca evidente a primera vista. Igual para los animales.

* * *

La gente teme a morir como si pensaran que vivirán por siempre.

* * *

Se puede descreer de todo menos del dolor.

* * *

El hombre nació para vivir libre y salvaje.

* * *

Soñé con cabras blancas que tenían incrustados relojes naturales en sus patas. Con manecillas y su propio tembloroso tic tac.

* * *

Todos mis proyectos parecen merecedores de llevarse a cabo, hasta que recuerdo la palabra marketing.

* * *

Ser intelectual es lo peor, pero si te quieres sentir mejor puedes decir que es un pecado.

* * *

El estoicismo es la cima del pensamiento.

* * *

La vida moderna está tan falta de significado, que constantemente se necesita dotarla de significados artificiales (entretenimiento).

* * *

Nada más odioso que lo no necesario. Si algo no es necesario al 100%, solo puede ser un crimen, o un vicio.

* * *

Existe cierta hora esquiva en la que se vence al insomnio.

* * *

En el pasado, las parejas eran emparejadas por sus familias. En el futuro, lo serán por el Estado. Ejemplo de cómo todo siempre vuelve al punto de partida.

* * *

La música es de Satán, el silencio divino.

* * *

El progresismo gusta de llamar tabú a lo que es simplemente decencia.

* * *

Al final, todas esas terribles visiones distópicas, son más amables que la realidad, carnuda e indiferente. Si alguna vez se consigue controlar en su totalidad al cuerpo y a la mente a distancia, de una forma efectiva e inmediata, no será porque sea necesario para preservar el sistema, sino solo por un refinamiento de la maldad, como intuye Orwell. Pues controlar a un ser humano no es más difícil que a un perro.

* * *

Cuando se trata de convertir algo externo al propio ser en el sentido de la vida, esto que es externo deja inmediatamente de tener sentido.

* * *

La vida es muy diferente sin dolor. Siempre se olvida, siempre la naturaleza se encarga de recordarlo.

* * *

Gente que nunca toca sus límites… ¿Cómo saben que están vivos?

Pero una cosa es la libertad; otra completamente distinta el desprecio. Una cosa son los límites naturales, otra completamente distinta su ignorancia deliberada.

Los límites no naturales no son verdaderos límites, sino vicios o manías.

* * *

Los derechos son para los débiles.

* * *

Entre más cosas vayan siendo prohibidas el hombre hormiga se siente más seguro y protegido.

* * *

Observaciones del mundo: El letrero decía ruta de evacuación y sobre el plano, empresarios místicos, pero sin la tilde (¿mixtos?).

* * *

Lo extraño que es sentirse bien, sin ningún malestar, ni en el cuerpo ni en la mente. Entonces es claro que cualquier sentimiento/ansia espiritual es también enfermedad.

* * *

Nietzsche eligió sin duda la peor forma de eternidad, la que se repite una y otra vez; esta solo sería una bendición si no lo supiéramos, si permaneciera esta posibilidad ignota.

* * *

En un instante, ya se es otro.